Sunday, May 07, 2006

las arpilleras, entre el dolor y la esperanza

 Las arpilleras, entre el dolor y la esperanza

Hace unos post atrás conté que hace 30 años la Vicaría de la Solidaridad inicio su misión de defensa de la Vida ante la represión que estaba ejerciendo la dictadura. Uno de las frutos de la Vicaría son los trabajo de las arpilleras. Las mujeres que pertenecían a la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos estaban en una condición económica deficitaria producto de que su maridos, padre habían sido desaparecidos. Para ellas se crearon estos talleres donde se les enseñaba la técnica de crear con pedazos de tela, más bordados, cuadros donde ellas creaban paisajes, representaciones y en muchas veces lo que ellas mismas estaban viviendo. La Vicaría enviaba estos trabajos al exterior para ser vendidos y así lograr que estas mujeres tuvieran el sustento económico para sobrevivir junto a sus familias. Se unieron a estos talleres otras mujeres que querían salir de la pobreza trabajando en un proyecto en común. Luego las primeras arpilleras fueron enseñando a otras generaciones. Las creaciones de hoy muestran escenas como el campo chileno o paisajes. Con cuadros de distintos tamaños.

Ellas como todo artista pudieron plasmar sus sentimientos y vida en sus creaciones, pero estas arpilleras además en sus creaciones mostraron el dolor y la esperanza que vivieron.

Hoy quedan algunos talleres de arpillería, puedes ver su trabajo aquí
Si quieres comprar arpillería hay de distintos motivos y precios
En la
fundación solidaridad
Pueblo de los Artesanos de los Dominicos, Local Nº 5- Las Condes
Santo Domingo 2222, Santiago, Fono: 688 9171, metro cumming

10 comments:

Ipnauj said...

Eso es alquimia, transmutar el dolor en belleza.

Un gran saludo.

Roxi said...

Siempre me gustó el trabajo plástico de las arpilleras, con su tono ingenuo, y con sus colores y formas tan expresivos, pero la verdad es que desconocía el origen que tu aquí relatas.
Y ahora que lo sé, encuentro aún más hermoso ese trabajo, y me doy cuenta de lo afortunada (y egoísta) que soy, de tener a mis seres queridos, sin conocer el dolor profundo de una pérdida tan grande que persiste en el tiempo, y reclamando la mayor parte del tiempo por pequeñeces.
Me dejas pensando ... gracias por eso

la granjEra said...

que buena

un beso grande
nos vemos
dra.love

Aynna Dannan said...

Uy qué recuerdos me has traído!
Yo iba a la Vícaría en ese edificio con imponentes escaleras en Santiago.
Y allí vi las arpilleras. De hecho aún tengo una, preciosa!
Además hicieron tarjetas con sus imagenes... tan llenas de colorido a pesar de todo el dolor...
Lindo post!

Saludos

Nestor said...

El arte es un imperativo del alma.
Para el sistema,el artista está siempre bajo sospecha.
Nestor

Mameri said...

espero en algun momento poder ver y tener alguna de esas

blueberrie said...

Un corazón devastado sabe crear belleza en medio del dolor. Besos.

ANIMITA said...

es increible como a veces el dolor puede sacar lo mejor de nosotros y mitiga el padecimiento.

paula said...

Estas arpilleras fueron el arma q tuvimos mas a mano para contar nuestra verdad, la verdad cruel y amarga q azotaba a Chile en los años de dictadura.

Estas arpilleras viajaron al mundo entero, con la verdad de Chile.

Aun tengo algunas en casa.

Por los dias q vendran...

Pitufina said...

Te felicito por mostrar estos trabajos realizados con esperanza y dolor,

la imagen de la arpillera que presentas en el post me dejo helada.!!

Un gran abrazo.