Tuesday, June 27, 2006

una carta

recibí tu carta

hace 6 años tengo el mismo email, en mi lista de correos están mis amigos del colegio, de la Univ, familiares, recibo ..noticias..fotos, chistes, informaciones ..en un segundo le puedo escribir un saludo a amigos de fuera de Chile, o de fuera de santiago, antes del año 99 no recuerdo tanta “correspondencia” en contadas ocasiones escribí alguna carta.. quizás el gran avance del email hemos dejado de lado las cartas, el poder tocar una carta, ver el tipo de letra, dibujos.
Por eso me gusto ver el trailer de “la casa en el lago” ver dos personas que se escriben cartas de lo que están viviendo.. se escriben mutuamente, ambos esperando ver la manillita del buzón... que te avisa que tienes una nueva carta, es la misma emoción de cuando uno recibe un email de alguien que uno espera que le escriba, pero la diferencia es que esa carta te puede acompañar el resto del día, leyéndola una y otra vez en distintas partes.. creo que en el fondo hemos reservado para las cartas motivos importantes, como los partes de matrimonio. Por eso a pesar del email, espero nunca perder la esperanza de recibir una carta en mi buzón
El trailer acá

17 comments:

la granjEra said...

la gracia de la carta
es la letra
puedes saber mucho de una persona por como escribe
ademas de la dedicacion

siempre un gustO
saludOs

carmEn

felicienta said...

Es que es mucha emoción esperar la carta que nos interesa y cuando se recibe lo rico el deleite de leerla sentirla !! y luego responder y volver a vivir la espera :)

cariños ★★

Roxi said...

Boris, que bueno el tema que propones!
A mi me encanta recibir y enviar mails, creo que incluso más que hablar por teléfono. Las palabras quedan ahí y puedes releerlas y atesorarlas si son de alguien que te importa mucho.
Las cartas en papel son hermosas, pero casi ya no existen. Yo misma no escribo una carta en papel hace tanto. De verdad parece que están reservadas inconcientemente para momentos hiper relevantes.
La última que recuerdo era un poco triste, por que era el cierre de una etapa, pero fue una buena experiencia compartir verbalmente con el destinatario todo eso que a veces con los nervios, o la emoción a mil del momento, no sale.
¡Hay que hacer salir de nosotros, aquello que no quiere, que se nos escapa!
Esto último lo dijo un autor reconocido, pero no me acuerdo caul.

FuriosaCanifru said...

Siempre fui una amante de las cartas. Esa sensación de leerlas donde sea me encanta. De hecho si me llega un mail que me encanta lo imprimo y si me reencanta lo pego en la pared.

Claro que con esa pareja de protagonistas pocas ganas me dan de ver la peli.

Sirittta said...

toda la razón, las cartas ahora se utilizan para ocasiones especiales y es super bello... no see yo para cumpleaños especiales he escrito o si he estado muy enamorada... se nota la diferencia... ahh o cuando dejas un papelito en el bolsillo o por ahi con un mensajito también es bello...
esoo, me gustó tu blog...
saludos desde Concepción...

Nestor said...

Apoyo la observación.
La intraducible y tortuosa LETRA de un amigo,tiene ese toque humano que humilla a cualquier software.
No perdamos esa costumbre.
Son las claves de nuestra esencia humana.
Un abrazo
Nestor

Ipnauj said...

Es cierto, la carta tiene muchos aspectos irremplazables, pero las nuevas tecnologías han motivado a millones a comunicarse en forma escrita y eso también es positivo.

un gran saludo.

Millarahue said...

Me encantó tu post. Me hizo recordar lo mucho que me gustaba escribir cartas cuando niña. Fue tanto que una vez mandé mi dirección a TV GRAMA (sí, es cierto) y me llegaron cientos de cartas. Yo estaba feliz y el cartero también, pero mi mamá no tanto. Hasta hace unos años tuve un amigo con el que solo me comunicaba por carta, aún cuando vivíamos en la misma ciudad y estudíabamos cerca. Hoy las leo y me da nostalgia y asombro de lo entretenidas que eran.
Es verdad que hoy las que escribo son sólo para ocasiones especiales, pero sí convengo en que son una muy linda práctica que no debiéramos perder. Yo tengo muchas como lindos tesoros (y no sólo románticas).

Gracias de nuevo por tu post, porque me hizo recordar!

Enzo Antonio said...

Hola Boris
La carta es parte aún de un romanticismo que se niega a morir. Recibirla, tocarla. olerla, leerla, es algo que te perdura, y es algo que puedes leer las veces que quieras a media luz. Es mucho mas romántico acumular cartas que emails, pese a que los lolos las ven como algo del pasado.
Saludos.

Aynna Dannan said...

Me encantaba escribir cartas, fijarme en la ortografía, tener papeles y sobres bonitos.. ponerle estampilla y enviarlas... esperar la respuesta...
Ahora, los mails. Con suerte saludamos...
Si, eran otros tiempos.

Saludos

Cristy said...

Tuve un tiempo de cartas interminables...escritas con tinta china, plumillas recortadas y papeles con distintas texturas...siempre mantuve la idea de que eran y serían un recuerdo imborrable...pero aún...aunque no las recibo..las envío...no hay como la tinta y la porosidad de un lindo papel en las manos de quién quiero..eso es piel...me gustan.

Zebigleb said...

Saludos !
Este Blog me gusto mucho

Amitiés de France

blueberrie said...

Releer aquellas cartas con flores secas..., las que llegaban con postales, ¡el despegar los sellos!!
Esa letra tan personal decía tanto o más que lo que escribíamos.
Para el recuerdo. Un gusto venir, amigo.
Besos.

Pitufina said...

Esas cartas que escribía con sobres de colores buscados especialmente para la ocasión…

Tengo una muy especial con sobre verde de hace 15 años y cada vez que la leo me transporto mágicamente a ese estado de amor puro y profundo…

Tengo 2 amigas que viven fuera de chile, con ellas aún conservamos el viejo habito de escribir cartas, no muy seguido ya que con esto de msn y los mail
Pero cada ciertos meses llega el cartero con noticias del viejo mundo…

Un beso.

la granjEra said...

bOris
fue un gusto conocerte ayer
estuvo genial, me rei muchO
muchas gracias por el regalo, no tenias porque

hablamos
saludOs

carmEn

FuriosaCanifru said...

Por más que miro la foto de cuando eras chico, no le encuentro ningún parecido con el que eres hoy.

Un gusto lotro día!!!!

ANIMITA said...

Que lindo, no había leído este post, está muy bueno.
Concuerdo contigo en eso de llevar a todos lados las palabras y las emociones que sientes cuando lees una carta.
De niña lo hacía, pero finalmente dejé de escribir o dejé de recibir, nisiquiera lo recuerdo.

Besos paranormales.