Monday, February 13, 2006

la detenida desaparecida que el mar devolvió


Marta Ugarte, la detenida desaparecida que el mar devolvió

El 12 de septiembre del 76 es encontrado el cuerpo de una mujer en la playa La Ballena de Los Molles, IV Región,. Se trata del cuerpo de Marta Ugarte, este se encontraba con todas las costillas quebradas, lesiones a la columna y un alambre enrollado en el cuello y su rostro desfigurado. Marta Ugalde había sido detenida el 9 de agosto, ella era militante comunista. El 16 de agosto se interpuso un recurso de amparo a su favor. Como casi todos los recursos de amparo este fue rechazado. Un persona atestigua que la vio en Villa Grimaldi.

El cuerpo de Marta Ugarte es un símbolo de la situación que vivieron otros detenidos desparecidos, pero el cuerpo de ella volvió a la playa, zafándose de los rieles con los cuáles se ataban los cuerpos. Dejando al descubierto lo que el régimen quería esconder el lanzamiento de los cuerpos de detenidos al mar. La prensa de la época se transforma en vocero del régimen, al atribuir el cuerpo encontrado al desaparecimiento de una mujer el año 63, 14 años antes, que había sido asesinada en una playa del sector. Solo el 1 de octubre los diarios informan que el cuerpo correspondía a Marta Ugarte, reconocida por sus hermanos y su dentista que por su dentadura la logra reconocer. Sólo se informó que ella desapareció pero no se menciona que; se interpuso un recurso por ella, el estado de su cuerpo lleno de heridas y golpes, ni que se le vio por ultima vez en Villa Grimaldi.
Fuente: Vicaría de la solidaridad,

3 comments:

Enzo Antonio said...

¿los autores de éstos crímenes pensaron que jamás se sabría de ellos? El horroe se apodera de nosotros cuando empezamos a conocer la verdad y para todos aquellos que perdieron un ser querido en tan dramáticas consecuencias no puede haber ni olvido ni perdón, sólo justicia.

Michelle said...

menos mal que no todo está bajo el control de los seres humanos que existe una fuerza mayor que revela la verdad...lo puedes llamar energía, Dios, unidad cosnciente..lo que sea nos ayuda a mirar lo que hacemos como seres humanos...saludos

Lycette Scott said...

Ay Boris que horribles los horrores de las dictaduras