Tuesday, October 23, 2007

somos uno



"Ya no hay diferencia
entre quien es judío y quien griego;
entre quien es esclavo y quien hombre libre;
no se hace diferencia ente hombre y mujer.
Pues todos ustedes son uno solo
en Cristo Jesús"
Carta de San Pablo a los Gálatas, cap.3 v.28


somo uno

Quiero compartir con ustedes una carta de hoy martes 23 de octubre, en el diario el mercurio. Trata sobre la discriminación a una señora que es celíaca.

Celíaca discriminada
Señor Director:
Hace muy poco fui a pasar unas vacaciones a Santiago -como suelo hacer desde que vivo en España hace ya siete años- y no olvidé mi cita con una popular fuente de soda en Plaza Italia. Sus lomitos, como de costumbre, estaban deliciosos.Sin embargo, aquel reencuentro quedó profundamente ensombrecido por un episodio del que fui directa testigo. Y es que mientras yo degustaba mi sándwich en la barra, a mi lado se sentó una señora con la intención de pedir también un lomito. La única diferencia es que ella, con los mejores modales y palabras, pidió que, por favor, se lo sirvieran "al plato" y no en un pan ya que era celíaca. A diferencia de lo que cabe pensar o lo que el más mínimo sentido común aconseja, la camarera -que también hace de "cocinera"- le dijo que no podía acceder a su requerimiento ya que les estaba prohibido servir "al plato".A esas alturas, yo ya había dejado de comer, y no podía creer lo que estaba ocurriendo.
La señora, casi pidiendo perdón por tener la terrible enfermedad que la obliga a no consumir nada que contenga gluten, le insistió una y otra vez que, por favor, accediera a su solicitud ya que hacía mucho tiempo que quería volver a degustar aquellos lomitos que hacían famoso el lugar. Es más, la señora, viendo que la condición de que el sándwich estuviera en un pan era irrenunciable, sacó de su bolso unos pedazos de "su" pan para ver si poniéndolo ella accedían a su demanda. Ante la insistencia de la mujer, y su actitud siempre respetuosa a pesar de la discriminación de la que era víctima, la camarera aceptó preguntarle a la encargada si podían hacer una excepción.
Mirando de mala manera y de arriba a abajo a la señora, la supervisora ordenó que le pusieran el sándwich completo con el pan y que la clienta lo separara después. Es decir, ninguna consideración hacia la persona enferma. Nuevamente, la señora le explicó que el problema era que los ingredientes no podían tocar el pan por lo que les rogaba que no se los pusieran juntos. Sin embargo, haciendo oídos sordos, le armaron el sándwich a la manera tradicional. Es decir, con dos rebanadas de pan por arriba y por abajo. Eso sí, la camarera tuvo la "delicadeza" de, una vez delante de la clienta, desarmarle el sándwich, separarle los ingredientes, tirar el pan recién puesto y colocarle de mala manera la palta, el tomate y el lomo en el pan que la señora traía en su bolso.Lo más impresionante, si es que la escena no era ya lo suficientemente sobrecogedora, es que, para mi asombro, la señora agradeció de corazón el gesto del local. Macarena Lescornez
*
Para mi este lugar donde sucedio esto, es el mejor lugar para comer sandwich de lomito de Santiago!!. Se lo delicioso que son, junto a una cerveza para mi es el paraiso. Lo sucedidio me recuerda lo que le sucedio a un amigo que sacando fotocopias en la Bibloteca Nacional, no pudo sacar la fotocopia nº 31 porque solo se podian sacar 30 fotocopias.. el resputuosamente le pidio una fotocopia más. El dependiente le respondió que él cumplia con la ley.. cuando escucho esta respuesta mi amigo respiro...se tranquilizo...tal vez penso en los 5 años de estudios.. en la tortura del examen de grado de abogado, en 6 meses de practica gratuita,.. le dijo: sabe la respuesta es Santo Tomás.. este señaló "la ley es una ordenación de la razón dirigida al bien común" toda ley, debe estar encaminada a la utilidad pública; si le falta esta condición, no merece "el nombre de ley". Detras de cada ley, hay una racionalidad: en este caso sacar una fotocopias más no afecta a ninguno de los bienes juridicos que como sociedad protegemos a través de la ley. No se puede discriminar a una mujer enferma, por cumplir una "ley" del local, por entregar el alimento en el plato y no en el pan. La ley es una herramienta al servicio de la persona humana, como toda herramienta es perfeccionable y cambiable por los cambios sociales.
*
La discriminación a una persona enferma es algo intolerable. Para que vean que aún existen personas que discriminan a otras personas por su sexo, o color de piel es cosa de ver el video del tipo que golpea a una joven ecuatoriana en Barcelona. Esto tiene nombre.. xenofobia, es racismo. El tipo dice que estaba ebrio, pero miren el video. La golpea con el celular en la otra mano, si estuviera ebrio no podria hacer eso. Actuó porque se sentia amparado en ese lugar, pensando que nadie lo veia pero lo grababan. Aca el video. Tal como en el post anterior, hay que educar, cambiar las leyes dictatoriales. Como en la constitucion se hizo agregando "Hombres y mujeres son iguales ante la ley" al art. 19 nº 2. Discriminar a una persona es ir contra la escencia misma de la persona, contra su dignidad. Porque auque seamos de distinto color de pelo, raza, hombres, mujeres, no somos distintos, somo uno.
*

19 comments:

E. said...

Hola Boris. Te escribo desde la otra orilla. He llegado a ti buscando a Benedetti, de quien "te ocupaste" hace casi un año... y de esa primera lectura, aquí me tienes. Enganchada! Te seguiré, y te invito también a que me leas.
Podría decir mucho de los celíacos y de sus dificultades en esta orilla. Lo dejo, porque en esencia comparto tu ¿rabia? por las discriminaciones. Y las dificultades. Y la falta de generosidad para con los "diferentes". Y lo mal que se tiende a entender "el espíritu" de las leyes...
Cuánto despropósito.
Hasta pronto (espero!)
ispilatze. http://preludios.tublog.es

SHEREZADE said...

En mi pais exite mucho el discriminar a nuestros vecinos haitianos, lo cual no comprendo, porque tenemos el negro detras de la oreja, diciendolo en buen dominicano.

Nos seguiremos leyendo!

zel said...

Boris, somos uno y muchos y muchas necesidades en uno y en todos, solo desde unomismo hacia los demás canviaremos algo, estoy contigo, amigo.

PAZ TRAVERSO said...

Soy reclamadora experta !!!!
en todas partes. Si veo mala atención en un lugar me INDIGNO reclamo.
Si veo que mi provedor me descalifica dejo de comprarle .. Escribo a todas las OIRS DEL ESTADO Y el domingo solici´té que llamaran al 133 luego de ver como un tipo le sacaba la mugre a una mujer en una calle !!!!
Que bueno que esa señora escriba al diario !!!!!
Cariños

Lena...en algun lugar del mundo said...

Bueno, esto me da a escribir monton pero no te preocupes me controlare!
Me parece increible lo de la sra celiaca. Por propia experiencia se lo dificil que es tener una alergia. El caso de la muchacha de Barcelona lo ei hoy y me parecio increible, no tanto por la discriminacion pero por los otros aspectos de la situacion.
...y estoy en desacuerdo con Pablo, creo que todos somos diferentes, cristianos, judios, musulmanes, budistas, negros, blancos...esa es la maravilla; ser diferente, acceptarlas y poder vivir en harmonia...

Carinios,
Lena

Caminarsingluten said...

¡Hola Boris!, hemos llegado a este "post" gracias a Lena, que al leer el tema de celiaquía, se ha acordado de nosotros (somos una familia celíaca).

Por desgracia, también hemos vivido discriminación por nuestra enfermedad, pero muy al contrario que la señora, no nos hemos callado, hemos reclamado, hemos exigido... tenemos nuestras obligaciones, las cumplimos y por tanto debemos de tener nuestros derechos ¿o no?.

En España, también hay energumenos que discriminan por muchas razones, incluidos los problemas de alimentación.

Respecto a .... no sabemos como calificarlo, del metro de Barcelona, solamente nos queda decir que es lamentable, muy lamentable, y que se le tendría que juzgar igual que se hace con los Latin King, ya que la violencia, el racismo y la xenofobia, venga de donde venga no tiene que tener cabida en la Sociedad del Siglo XXI.

Saludos,

Ana y Víctor.

Lycette Scott said...

Cuanto significado en tan pocas letras mi amigo.
Muchos besos

Conciencia Personal said...

Somos uno??? y siempre las diferencias existen...En México la descriminación es atroz..un ejemplo, en centros de bailes exclusivos no dejan entrar a los gordos o feos e igualmente en algunos restaurantes...que feo somos los humanos, no???

con gran afecto, Monique.

Roxi said...

Hola Boris, que impresionante la mala voluntad de la gente de la fuente de soda, es que es ridículo !!! Si no les afectaba en nada, iban a cobrar lo mismo, y la señora ponía su pan, y no de jodida, si no que de verdad no puede comer otra cosa. Mas allá de lo que está permitido o no, la camarera, no le costaba nada preguntar, o hacerlo, si es un gesto nada más. Si yo hubiera sido la señora simplemente me hibiera ido y me preparo el lomito en mi casa, me ahorro el mal rato. Que lata.
Lo del tipo español, vi el video y es último, pero también me impresionó mucho que absolutamente nadie le dijiera nada, que nadie interviniera. es decir si voy en el metro de Santiago y veo algo así, al menos le digo, "oye que te pasa, o ya para", aunque la agarre conmigo y quede la cagada. Como todos tan indolentes, nadie dijo nada, no llamaron al guardia, ni nada. Obvio que el racista xenofobo no iba ebrio y es un conch.... pero todos los demás callados, son cómplices, impávidos.
Me da mucha rabia.
Eso sí hay que fijarse en casos menos extremos, quizás cuantas veces nosotros también discriminamos, menos grotescamente, sin darnos cuenta. entonces hay que estar atentos para no caer en esas actitudes estúpidas. Igual considero que los chilenos somos súper discriminadores. Discriminamos por todo, si eres cuico, si eres flayte (que existan estos conceptos ya es discriminación pura), si esres muy flaco, pero si eres muy gordo también, por inteligente, por tonto, por todo.
Un abrazo!

Claudia sandia said...

que cierto es lo que dices, pero tambien debemos reconocer que nosotros tambien discriminamos cada ves que nos combiene. buscamos cumplir las leyes a neustro propio benefeicio.
y si dices que son creadas para el bien comun... creo que buscare la forma de hacerlo.

cada dia ... discriminamos... y hasta nosotros mismos mas de alguna ves no lo han echo.

suerte

Meli said...

Una vez más Boris, te quiero agradecer tanto lo que haces, de verdad. Ese incidente de la señora celíaca se nota que toco el corazón de quien escribió el suceso, sobre todo por la actitud pacífica que tuvo la enferma.
La conciencia de todos ser uno solo es muy dolorosa, pero no hay otro Camino, solo seguirlo.

Millarahue said...

Qué buen ejemplo lo de la señora celíaca, para demostrar que en Chile también nos falta mucho que aprender en cuanto a respetar a quienes son distintos. Aquí también somos racistas, y es bueno que con ejemplos como el que tú tan bien describes, aprendamos a ser tolerantes. No nos sorprendamos con Sergi, el español que le pegó a la chica ecuatoriana, cuando acá, a diario, vemos a tantos iguales. Debemos tratar de parar con la discriminación a todo nivel, y por eso creo que tu blog, y muchos otros ayudan mucho. Un abrazo grande y nos leemos!!!

La Marsupial said...

Hola Boris..
Me parece "uRtima" esa actitud.. Me da la sensación que se trata de gente incapaz de pensar, de reflexionar un poquito más allá de las "ordenes" o "instrucciones" recibidas por el jefecito.
(Me refiero al fotocopiador y a la tipa que atendía en los sandwiches)

Lo del video te juro que me quede con la boca abierta cuando lo vi..

Pero lo peor?, que el juz español no encontró "máritos" como para con denar a ese xenofóbico"..

Psss... que estamos mal...

Cariños y nos estamos leyendo..

La Marsupial said...

Pd, sorry.. queise decir, que lo peor es que el juez español no encontró méritos como para condenarlo....

:)

Blueberrie said...

Hemos recibido distinta formación, en cada hogar nos educan mediante el ejemplo de diferente manera. Esa es la única diferencia; en tu casa te han inculcado ideas cristianas; yo me formé en un hogar agnóstico; etc, etc... Pero afirmar que por posser un tono diferente de piel se es diferente es igual a decir que los de naríz más grande o más pequeña son diferentes al resto, al igual que los de baja estatura.... Una estupidez!
Besos, dulce.

zel said...

Booooris, et faig arribar un panellet virtual, abraçades, maco!

= / enzo / = said...

Increíble lo sucedido con la señora. Mala política del local famoso por sus lomitos, así corretean a cualquiera. Además poco tino no costaba nada acceder al requerimiento.
Hay cosas que me molestan profundamente, como esto de la xenofobia, algo que no comparto para nada y repudio totalmente. Lo de Barcelona recorrió el mundo, ojalá la actitud de este critino haya servido de algo a un mundo cada vez más despierto a estos temas (por suerte).

Clara Gescovich-Pepe Curti said...

Cómo duelen las injusticias. A veces uno quisiera poder ser ese enmascarado anónimo que sale de noche a "poner las cosas en su lugar", sólo para que los malvados no se la lleven tan de arriba...

Pitufina said...

Boris, te pido disculpas por no pasar tan seguido
Me reconozco una ingrata.

Sabes me paso lo mismo hace un año atrás en este mismo lugar, solicite un lomito al plato Ya que no quería comer pan y me dijeron que no podían y blablabla
Encontré que era una estupidez, pero mis ganas de comer eran mayores así que solicite un plato adicional y yo tuve que desarmar el sándwich dejando el pan en el plato solicitado.
En el caso de la señora que tenía una enfermedad lo encuentro inaceptable, que cresta les costaba no poner el pan, creo que la gente peca un poco de insensibilidad
ya nadie piensa en los demás, es todo muy individualista.

Nota aparte, este lugar lo atienden puras “viejas” mañosas.

Un beso y mis respetos a uste’.